Ecoturismo

El Turismo ecológico o ecoturismo es el conjunto de actividades turísticas enfocadas en las prácticas sostenibles, la preservación y la apreciación del medio (tanto natural como cultural) que acoge los viajantes. Aunque existen diferentes interpretaciones, en general el turismo ecológico se promueve como un turismo “ético”, en el cual también se considera primordial preservar el bienestar de las poblaciones locales, que se ve reflejado en la estructura y el funcionamiento de las empresas – grupos – cooperativas que se dedican a ofrecer este servicio.
Este movimiento apareció a finales de la década de 1980, y ya ha conseguido atraer el interés suficiente en el ámbito internacional, hasta tal punto que la ONU dedicó en 2002 a esta causa. La Sociedad Internacional de Ecoturismo (TÍAS) define ecoturismo como “un viaje responsable a parajes naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local”.
A pesar de su corta existencia, el ecoturismo es visto por varios grupos conservacionistas, instituciones internacionales y gobiernos como una alternativa viable de desarrollo sostenible. Existen países como Costa Rica, Kenia, Madagascar, el Nepal y Ecuador (Islas Galápagos), donde el turismo ecológico aporta una parte significativa de los ingresos de las divisas provenientes del sector turístico, e incluso en algunos casos, de la economía del país.

El ecourismo genuino sigue los siete principios siguinetes: tanto para los quién operan los servicios como para los quién participan

1. Minimizar los impactos negativos, para el ambiente y para la comunidad, que genera la actividad;
2. Construir respeto y conciencia ambiental y cultural;
3. Proporcionar experiencias positivas tanto para los visitantes cómo para los anfitriones;
4. Proporcionar beneficios financieros directos para la conservación;
5. Proporcionar beneficios financieros y fortalecer la participación en la toma de decisiones de la comunidad local;
6. Crear sensibilidad hacia el clima político, ambiental y social de los países anfitriones;
7. Apoyar a los derechos humanos universales y las leyes laborales.

La Carta Europea de Turismo Sostenible, un reconocimiento al compromiso con el territorio

La Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) es una iniciativa que pretende promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en los espacios protegidos. En el caso del Priorat, el espacio protegido es el Parque Natural de Montsant, el cual se compromete, junto con otras entidades, organizaciones y empresas de la comarca, a poner en práctica una estrategia local a favor del turismo sostenible, respetuoso con el entorno.

El Parque Natural de Montsant recibió unas 80.000 visitas a lo largo del 2015. Neus Miró, directora del Parque Natural de Montsant, cree que la «CETS es uno de los potenciales que tiene un Parque Natural y en una comarca como el Priorat, donde se está trabajando por la preservación del paisaje y la sostenibilidad, la acreditación sería un reconocimiento más al trabajo realizado». Priorat Enoturisme es una de las entidades que forma parte del grupo de trabajo de la CETS y que adquiere este compromiso por el desarrollo del turismo sostenible.

Desde el Parque Natural de Montsant, cuando se empezó a trabajar con la CETS, se planteó que «teniendo en cuenta la situación de la comarca, hacer una carta para los nueve municipios que forman parte del Parque no tenía sentido, puesto que diferentes entidades del Priorat estábamos trabajando por unos objetivos de sostenibilidad y preservación comunes, como es la Carta del Paisaje o la Candidatura a la UNESCO de PRIORITAT, y por eso propusimos incluir los veintitrés municipios de la comarca» explica la coordinadora del Parque Natural de Montsant.

Para conseguir la acreditación de la CETS, se tiene que realizar un proceso, dividido en diferentes fases. «Necesitábamos financiación, apoyo institucional para poder desarrollar el proyecto y definir un grupo de trabajo para empezar a trabajar conjuntamente» afirma Neus Miró. El grupo de trabajo se definió teniendo en cuenta las entidades que trabajan por la comarca como son el Consell Comarcal del Priorat, la DOQ Priorat, la DO Montsant, la Mancomunidad de Municipios del Parque Natural de Montsant, la Asociación de Oleïcultors del Priorato, Prioritat, Priorat Enoturisme, la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural, el Consorcio Leader Priorato-Baix Camp, el Consorcio de la Sierra de Llaberia, la Diputación de Tarragona y la Universitat Rovira i Virgili (URV).

«La sostenibilidad en el Priorat se tiene que plantear como una condición que se fundamenta en los factores ambientales y la dinamización económica no tiene que ir en ningún caso en detrimento a las cuestiones ambientales y sociales». Se trata de «valorar y sentirnos orgullosos de lo que tenemos y no ir a buscar cosas que no son reales de nuestro territorio. Hacer compatible la sostenibilidad y la dinamización, es entender que se pueden hacer muchas cosas pero que se tiene que mirar como las hacemos» explica Neus Miró. El Parque Natural de Montsant es y quiere ser «un elemento de dinamización del territorio y a lo largo de estos años hemos intentado apostar por todas las vertientes: la deportiva, la espiritual y mística y la cultural, trabajando también por la preservación de la flora y fauna».

«La CETS se tiene que entender como una herramienta de trabajo de continuidad, que va más allá del sector turístico, porque también pone en valor el producto local, de proximidad, y por lo tanto, el agricultor. Con los estudios que tenemos en el Parque sobre biodiversidad, flora y fauna, lo que tenemos claro es que «en las zonas que hay agricultura, el aumento de la biodiversidad es mucho más potente, por eso es importante conservar el campesinado y también el mosaico agroforestal diversificado: donde haya avellanos, almendros, huerta, viña, olivos…etc» explica Neus Miró.

X